Recordar Contraseña ¿Olvidaste tu Contraseña?
Ingresa tu correo eletrónico
Regresar

Enrique Borja y su despedida perfecta

El delantero anotó sus últimos goles a Pumas en la cancha del Estadio Azteca

image

¿Quién es Enrique Borja?

Nacido un 30 de diciembre de 1945, Enrique Borja es uno de los máximos ídolos del americanismo debido a su gran calidad futbolística en la década de los sesenta y principios de los setenta.

Un goleador de ensueño, de aquellos que forjan su nombre en el corazón de los aficionados americanistas y que con sus actuaciones se ganan el cariño y respeto de la gente.

Desde su llegada al América, Borja, demostró que sus habilidades como goleador y sus cualidades como futbolista lo posicionarían como uno de los máximos ídolos americanistas.

Enrique Borja obtuvo de manera consecutiva tres títulos de goleo con el América (Liga 70-71, 71-72 y 72-73) marcando más de 70 goles en esas tres campañas y consiguiendo un campeonato de Liga en la campaña 1970-1971.

América enfrentaba a Pumas y Enrique Borja soñaba con marcarle un gol, el último día de su carrera que comenzaría como titular, al equipo con el que había debutado en el Fútbol Mexicano.

 

Sus últimos goles

Borja había soñado y anhelado que ese último día, en el que pisaría las canchas de fútbol del máximo circuito, se despidiera de la misma forma con la cual siempre fue considerado: como un goleador letal.

No habían transcurrido ni 5 minutos de haber iniciado el cotejo, aquel 18 de septiembre de 1977, cuando Enrique Borja remató de cabeza un rechazo del portero y con ello colocaba el esférico al fondo de las redes universitarias. Esa anotación hizo que el Estadio Azteca estallara de júbilo y sus tribunas se llenaran de algarabía.

Borja y toda la afición americanista recuerdan ese gol, ya que fue el primero que le hacía al equipo que lo había debutado: Los Pumas de la U.N.A.M.

Pero esta no fue la última anotación del magnífico artillero americanista, ya que antes de concluir el primer tiempo con un famoso “Borjazo” característico de este goleador nato, anotaría su segundo gol de la tarde.

América ganó ese partido por marcador de 4 goles a 2 y Borja se despidió del fútbol mexicano como uno de los máximos ídolos del América.