Recordar Contraseña ¿Olvidaste tu Contraseña?
Ingresa tu correo eletrónico
Regresar
Comunicados   |   9 junio, 2016

De Hodge a Cristóbal, cinco grandes contenciones.

El Túnel del Tiempo Americanista

Por Héctor R. Hernández, Historiador Oficial Club América.

Queridos hermanos azulcremas, les mando un saludo con afecto y emocionado, seguiré recordándoles a grandes cracks de nuestro equipo, aquellos que han dejado gloria, sudor y esfuerzo en los terrenos de juego. Vayamos pues al Álbum de Oro Americanista, manos a la obra.

Medio de contención o medio escudo es aquel que recupera el balón para evitar un gol en contra y luego cederlo a sus compañeros en posiciones ofensivas. Y de esos, hemos tenido algunos verdaderamente maravillosos.

 

foto-1-MEDIOS-CONTENCION-EMBLEMATICOS-DEL-CLUB-AMERICA

Roberto Hodge Rivera nació en La Serena, Chile el 30 de julio de 1945. Llegó procedente de la Universidad de Chile, para jugar la temporada 70-71 cuando ya era seleccionado de su país, inclusive Mundialista, ya que fue miembro de su combinado nacional en la Copa del Mundo de Inglaterra 1966. Debutó contra el Pachuca en la jornada 2 en el viejo estadio Revolución de la Bella Airosa, con una derrota 1-2. Disputó 137 partidos y anotó 5 goles en todos los cotejos oficiales que disputó, siendo sin duda el más importante aquél que le anotó a Miguel Marín en la final de Copa 73-74 del 16 de diciembre de 1973 cuando los Cremas derrotaron a los Cementeros. Tal vez de los medio de contención más finos que se recuerden en la historia del futbol mexicano. Su altísima clase lo hacía sobresalir, sobre todo porque en su época, los jugadores en su posición, se destacaban por romper y no construir, cosa que “El Negro” hacía a las mil maravillas. Era el hombre que pensaba en la media cancha, el que se tenía que adelantar a la mente del rival; cubría a la perfección los huecos que su línea defensiva dejaba. Sus coberturas siempre a tiempo le hacían perder poco espacio en el terreno de juego. Jugador con técnica individual exquisita, fue campeón de Liga en la campaña 70-7 y de Copa en el certamen 73-74. Jugó en nuestro equipo hasta 1974 cuando pasó al Universitario de Nuevo León. Murió en 1985.

 

foto-2-MEDIOS-CONTENCION-EMBLEMATICOS-DEL-CLUB-AMERICA

Nacido el 3 de febrero de 1929 en México, Distrito Federal. Pedro Nájera Pacheco dio el salto del llano a la Primera División. Así directamente, fue como éste atleta -en toda la extensión de la palabra-, llegó al Club América. Sus “Siete Pulmones” oxigenaron nuestra historia. Nunca vistió Nájera otra camiseta que no fuera la de los Cremas. Debutó en la temporada 50-51 contra Veracruz en la fecha 22 con un empate a dos y se retiró al término de la 64-65. Ya no pudo ser partícipe del campeonato de Liga 65-66 por una lesión en el tendón de Aquiles. Empezó como delantero, se hizo grande como medio de contención. Poseedor de un valor a toda prueba, su “ir y venir”, aguerrido como nadie, supo llegar con su gran esfuerzo a la Selección Nacional. Su magnífica dedicación y su costumbre de luchar sin desmayo lo hicieron internacional, convirtiéndolo en uno de los ídolos no solo americanista sino de todo el futbol nacional. Además participó en dos Copas del Mundo, en Suiza 1954 y Chile 1962, siempre representando en grande, los colores azulcrema. Fue aproximadamente 35 años, miembro del América puesto que tiempo después trabajó como Preparador Físico. Anotó 18 goles en todas las competencias oficiales que disputó. Siempre titular, fue campeón de Copa en 53-54 y 54-55, de Campeones en 54-55 y del Torneo Presidencial López Mateos en 1963. ¡Casi nada!

foto-3-MEDIOS-CONTENCION-EMBLEMATICOS-DEL-CLUB-AMERICA

El “Bebé”, Pavel Pardo Segura nació el 26 de julio de 1976 en Guadalajara, Jalisco. Brillante seleccionado nacional que llegó procedente de los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara. Debutó en el Invierno 99’ contra Toros Neza con una victoria de 2-0. Defensa lateral en sus inicios, fue reconocido tiempo después como un excelente volante de contención que contaba con una gran capacidad para tocar el balón y abastecer a sus compañeros en la zona de gol. Fue justo en esa posición donde ofreció sus mejores partidos; jugó en dos etapas en nuestro equipo, primeramente de 1999 a 2006, posteriormente regresó en 2009 luego de una agradable experiencia en Alemania. Siendo un jugador con gran clase, anotó 36 goles en todas las competencias oficiales que disputó. Su mejor tanto, fue sin duda el que le marcó a los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León en el estadio Azteca en el Apertura 2003, siendo este, un “gol olímpico”. Manuel Lapuente lo convirtió en capitán en 2001 y lo fue por varios años. Resultó campeón de Liga en 2002 y 2005, Campeón de Campeones 2004-2005, Campeón de Concacaf 2006, y además fue Mundialista en Alemania 2006. Salió del equipo en forma definitiva en el año 2011 no sin antes dejar una estela de su profesionalismo y entrega al club. Siempre demostró su pundonor.

 

foto-4-MEDIOS-CONTENCION-EMBLEMATICOS-DEL-CLUB-AMERICA

Nació en Matamoros, Tamaulipas el 10 de diciembre de 1958. Carlos de los Cobos Martínez, llegó a las reservas americanistas en 1978 procedente de los Gallos Blancos del Querétaro de la Segunda División, donde fue observado por Raúl Cárdenas y Pedro Nájera durante un duelo amistoso contra los Cremas. Arribó a Coapa para hacer su debut en el torneo de Nuevos Valores de ese mismo año jugando contra el Toluca en la mítica “Bombonera”, duelo que terminó sin goles. Su primer partido ya en la Liga fue ante el Atlas en la temporada 79-80, el 30 de octubre de 1979, entrando de cambio por Osvaldo “Bill” Faria. Ese juego de la jornada 7 terminó 5-0 a nuestro favor y marcó el inicio de una formidable carrera. Jugador de gran y reconocido carácter, líder nato, temperamental al principio, sereno tiempo después. Está considerado como uno de los mejores jugadores mexicanos de todos los tiempos americanistas, por su clase, elegancia, entrega, y su gran amor a los colores. Comenzó como medio ofensivo y Carlos Reinoso lo convirtió en medio de contención, en ambas posiciones demostrando siempre su clase, que lo llevó a la Selección Nacional, siendo Mundialista en la Copa del Mundo de México en 1986, donde junto a Mario Trejo, fue el jugador americanista que más participación tuvo. Es inolvidable su imagen con el rostro bañado en sangre, luego de una bronca contra el Neza en 1981, como también su estampa aquella vez de la bronca contra el Guadalajara en 1983, en ambas ocasiones, defendiendo a muerte nuestros colores. Multicampeón, resultó monarca de Liga en la 83-84, sin duda su mejor temporada, 87-88 y 88-89. Fue también Campeón de Campeones 87-88 y 88-89, así como en la Concacaf en 1987. Anotó ocho veces, siendo el más recordado el que le hizo al Zacatepec, de tiro libre en la jornada uno de la campaña 80-81. Varias veces capitán águila, se le recuerda por su absoluta solidaridad a sus compañeros y la manera que tenía de entregarse a tope.

 

foto-5-MEDIOS-CONTENCION-EMBLEMATICOS-DEL-CLUB-AMERICA

Con el simple hecho de mencionar a Cristóbal Ortega Martínezse me pone la piel chinita”. Hablar de él es hablar de americanismo puro. Cuando apenas tenía 16 años, este muchacho que nació el 25 de Julio de 1956 en México, Distrito Federal, aceptó la invitación del profesor Gilberto Gálvez para ir a probarse al Club América. Empezó cómo juvenil, luego pasó a la reserva especial, después fue al Unión Coapa, posteriormente a las reservas profesionales, hasta llegar al primer equipo. Comenzó jugando como un formidable, endiablado extremo derecho… era tal su categoría que en una gira a Brasil, en el mismísimo estadio Maracaná, lo compararon con el gran Manuel dos Santos “Garrincha”. José Antonio Roca lo debutó en el torneo de Copa 74-75, jugando contra el Ciudad Madero en la jornada dos, cotejo que los Cremas ganaron 4-0. Ahí empezó una formidable carrera de amor a los colores, entrega, pundonor, liderazgo, actitud, enseñanza, triunfos, títulos y muchos, infinidad de partidos jugados. Fue doble Mundialista, en Argentina 1978 y en México 1986. Su carrera dio un giro impresionante cuando fue convertido en mediocampista de contención por el entrenador Carlos Reinoso en la temporada 81-82, sitio en donde aprovechando su majestuosa técnica individual y su inigualable estado físico, se desenvolvió a la perfección, al grado de ser nombrado varias veces como el “mejor jugador americanista del campeonato”, a pesar de jugar ahora, una posición defensiva. Ganó todos los títulos posibles: Liga, Campeón de Campeones, Concacaf y Copa Interamericana. En la temporada 91-92, luego de lesionarse y no poder recuperarse plenamente, el entonces entrenador, Paulo Roberto Falcao, no lo tomó más en cuenta y Cristóbal decidió retirarse antes que cambiar de equipo. Nació, creció y se retiró en Coapa, en donde vivirá eternamente ya que la cancha principal de entrenamiento lleva su nombre, como un pequeño homenaje a quien dio todo por la causa americanista.

 

foto-6-MEDIOS-CONTENCION-EMBLEMATICOS-DEL-CLUB-AMERICA

Si en algún puesto el América se ha caracterizado por tener grandes jugadores es en la media de contención. Otros formidables futbolistas que han sido parte de nuestro equipo en esa posición son Alejandro Domínguez, Germán Villa, Raúl Rodrigo Lara, Javier “Chocolate” García, Antonio de la Torre, Alfredo del Águila, Ángel Schandlein, Héctor Ferrari, Antonio Jasso, Gustavo León, John Kerr, Roberto Aldrete, Alejandro Ojeda y Rubelio Esqueda entre otros, ¡ellos siempre formaran parte de nuestro grato recuerdo!

 

En nuestra siguiente entrega, recordaremos a los medios ofensivos. Mientras tanto, que siga rodando el balón… hasta la próxima.

 

Recuerden que pueden seguir escribiéndome sus inquietudes y solicitudes, yo con mucho gusto las tocaré en su momento. Email: [email protected]

 

No olviden seguirme en Twitter: @realidadamerica