Recordar Contraseña ¿Olvidaste tu Contraseña?
Ingresa tu correo eletrónico
Regresar
Primer Equipo   |   12 octubre, 2019

Aniversario 103 | Club América | Historia de Grandeza

103 Años Volando Juntos

1.- El inicio del más grande

En el Colegio Mascarrones de la Ciudad de México, estudiaban dos jóvenes llamados Germán Núñez Cortina y Rafael Garza Gutiérrez. Al último, le nombraron “Récord” porque durante un encuentro se presentó con una camiseta con la palabra bordada en el pecho. Tomaron la iniciativa de formar un equipo de fútbol.

El 5 de Enero de 1916, se dió el primer paso oficial para la fundación. Bautizaron al Club con el nombre de “Récord” debido a que el joven Rafael Garza Gutiérrez fue el de la idea inicial de formar el equipo, por otro lado, en el Colegio Perpetua, se había conformado un equipo con el nombre de “Colón”, donde jugaba un joven llamado Ignacio de la Garza, considerado en la época un guardameta fuera de serie.

El Profesor Eugenio Cenoz del Colegio Perpetua, propuso una junta en los llanos de la Colonia Condesa en Ciudad de México, y después de múltiples sugerencias e ideas para el nombre de su fusión, a un joven llamado Pedro Quintanilla, se le ocurrió la idea de llamarlo “América”, ya que ese día era 12 de Octubre y se conmemoraba el descubrimiento de América, a todos les gustó la idea, y desde aquel día, nació el Club más grande de México.

2.- Tetracampeonato

Primer Campeonato, 1924-1925:
América 1-0 Asturias. A tres minutos del final Récord avanzó por sector izquierdo y sacó un centro preciso para que Juan Terrazas rematara de cabeza y le diera el primer titulo al América.

Segundo campeonato 1925-1926:
Las Águilas llegaron con dos años sin derrota, en la jornada final ganaron 2-1 a Asturias, pero se tuvo que jugar una serie final a dos de tres partidos, Asturias ganó el segundo y en el tercero los Cremas ganaron 1-0 con gol de Ernesto Sota para así alzar el bicampeonato.

Percy C. Clifford.
Inglés pionero del balompié en México. Además de ser un gran golfista, Mr. Clifford fue un extraordinario delantero. En 1926 fue requerido por América para que dirigiera al equipo. Se unió a la institución en la temporada 1926-1927 para ganar el tecer y cuarto campeonato.

Tricampeonato 1926-1927:
En el campo España los jóvenes americanistas derrotaron al Aurrera con doblete de Benito Contreras los jóvenes se convirtieron en una dinastía Azulcrema. Gracias a este tricampeonato recibieron la Copa Challenger, que sólo la podía obtener el primer equipo en conseguir tres campeonatos.

Tetracampeonato 1927-1928.
41 goles en 14 partidos, logró 24 de los 28 puntos y en el juego final volvió a derrotar al Aurrera por 3-1.

3.- Primer partido profesional

En la Temporada 1943-1944, se inició la era profesional en el balompié mexicano. Grandes jugadores mexicanos formaron parte de aquella escuadra, Antonio Azpiri, Perico Vera, Salvador Mota, Carlos Mendoza e Ignacio Trelles. También se conformó con una base muy sólida de jugadores extranjeros, caso de Ignacio Díaz, Florencio Cafaratti, Mateo Nicolau, además del uruguayo Roberto Scarone quien en la temporada 1965-1966 salió campeón con América, pero como entrenador del equipo.

En aquella primera competición participaron 16 equipos, once foráneos y cinco del Distrito Federal; entre otros el Atlas, el Guadalajara , el ADO de Orizaba, el Veracruz, León, San Sebastián (de Guanajuato), el Puebla, Monterrey y el Oro.

Por fin llegó el 17 de Octubre de 1943, día en el cual se disputó el primer partido en la era profesional del Club América en el Parque Adeoino contra el ADO de Orizaba, los azulcremas terminaron con marcador de seis goles a uno. Fue así como se inició una nueva etapa en el futbol mexicano y América comenzó a escribir una historia llena de triunfos y campeonatos, una era llena de grandeza.

4.-Emilio  Azcarraga adquiere al Club América

Fue el 22 de julio de 1959, justo cuando ya se disputaba el campeonato de Liga 1959-60 que el dueño del equipo, don Isaac Bessudo decidió venderle a don Emilio Azcárraga Milmo, dueño de Telesistema Mexicano, los derechos de la franquicia del Club América. Bessudo llamó a los jugadores y al entrenador Fernando Marcos y los reunió en el restaurante El Gallito, en Insurgentes Sur. Luego de comer, presentó al nuevo dueño del equipo.

Tras la presentación de rigor, las primeras palabras que el nuevo propietario dijo fueron las siguientes: “Yo no sé nada de futbol, pero sí sé de negocios y voy a convertir al América en un negocio bien administrado y redituable”. Y no se equivocaría, se han cumplido 60 años de que la familia Azcarraga ha  llevado al América a lo más alto.

5.- Inauguración del Coloso de Santa Úrsula

Debido al crecimiento desmedido del americanismo en todo el país, surge la necesidad de construir para el América un estadio propio, para albergar a su gran afición.
Es así como a principios de los años sesenta, es aprobado y comienza a desarrollarse el proyecto del Arquitecto Pedro Ramírez Vázquez.

El domingo 29 de Mayo de 1966 es inaugurado el Monumental Estadio Azteca, casa del americanismo y catedral del fútbol mexicano. El juego inaugural estuvo a cargo de la escuadra azulcrema ante el Torino de Italia. El primer gol fue obra de Arlindo dos Santos y cerró la cifra José Alves, para confeccionar un 2 por 2 definitivo.

Desde entonces nuestro estadio ha sido digno escenario de dos Campeonatos Mundiales de la FIFA (México ’70 y México ’86) Un Mundial Femenil (México ’71), un Mundial Juvenil (México ’83), unos Juegos Olímpicos (México ’68), una Copa Confederaciones (México ’99), unos Juegos Panamericanos (México ’75), eliminatorias mundialistas y olímpicas, eventos musicales de primerísimo nivel internacional , encuentros religiosos, visita de S.S. Juan Pablo II, programas masivos altruistas, entre otros.

6.- Nacimiento de las “Águilas”

El 20 de septiembre pero de 1981, se escribió una parte muy importante en la historia del Club, nació el mote de las Águilas del América.

En los inicios de la década de los ochenta se tenía en la mente regresar a los grandes planos al Club América, el equipo necesitaba una reestructuración, con nuevas y mejores contrataciones de futbolistas, cambiar el uniforme por uno más espectacular, original y diferente a todos los demás y por si esto fuera poco se quería cambiar el nombre de la escuadra azulcrema por un mote más imponente. En México la tradición de los uniformes era un tema casi intocable, ningún club cambiaba la tradición de los estilos. El América fue innovador en ese sentido, lo que antes era azul marino y crema se convirtió en una estilización, el azul se vuelve rey, y el crema en un amarillo de tono más saturado. En la camiseta surge la ‘V’ de la victoria y la imagen del equipo se transforma desde ese momento a ser Las Águilas del América.

Fue así que los Cremas, los Millonetas o los Canarios como se les conocía, quedaron atrás y ahora la afición americanista iniciaba a identificarse con el nombre de las Águilas del América. La misma gente aceptó rápidamente el cambio y le agregó el adjetivo de Las Poderosas Águilas, fue todo un éxito. Por un tiempo el nombre de las Águilas contó hasta con su propio logotipo.

Primer juego de las Águilas

El 21 de Septiembre de 1981 en el estadio de Ciudad Netzahualcoyotl, el América estrenó su nuevo mote contra los Coyotes Neza, curiosamente también era el primer juego oficial en ese estadio, y como es costumbre en el fútbol mexicano a pesar de que América era visitante, contaba con la mayoría del apoyo de la afición en las tribunas.

Llegó la primera anotación Águila, de una manera espectacular, fue con una chilena impresionante, Nilton Pinheiro “Batata” anotó el primer gol como Águila del América, para así ayudar al equipo a empatar el cotejo a un gol.

En ese primer año de transformación Las Águilas del América realizaron una temporada excelente, calificando como súper líder; esto fue el inicio de una nueva era en el fútbol mexicano, una nueva era de triunfos, similar a la que se está gestando en estos momentos en el Club.

7.- Un América de récord

La mejor temporada en números para el conjunto de Coapa fue la 82-83 con Carlos Reinoso como director técnico. En ella, la escuadra Azulcrema tuvo espectáculo, goles y dominio, características del más grande. Era una nueva época, había nacido el mote de “Águilas” con estreno tanto de himno como de uniformes. Nuestro equipo se lució con 26 triunfos, 9 empates y solo 3 derrotas. De 76 puntos en juego, se obtuvieron 61, es decir el 80% de efectividad, siendo así el mejor en la historia del fútbol mexicano.

En cuestión de goles, a favor hubo 69 y en contra sólo 27, menos de uno recibido por juego. El argentino Norberto Outes destacó en la ofensiva Azulcrema y con 22 dianas se proclamó campeón entre los romperredes.

Por supuesto, en la historia se recuerdan a grandes jugadores que marcaron de esta época inolvidable: Hector Miguel Zelada en la portería, Mario Alberto Trejo, Alfredo Tena, Armando Manzo y Vinicio Bravo en defensa; Cristóbal Ortega, Juan Antonio Luna, Eduardo Bacas y Javier Aguirre en el mediocampo; y Nilton Pinheiro “Batata” y el mismo Outes en el ataque Águila.

En números, la temporada 82-83 fue la mejor de la historia, además de sentar una base sólida de un equipo dominador, y sobre todo, ganador.

8.- La Final del Siglo

La historia del fútbol mexicano no sería la misma sin la rivalidad deportiva entre América y Chivas, el llamado Clásico de Clásicos. Este partido es el que causa mayor expectación entre la afición mexicana… pero, ¿Cuál es el clásico más importante en la historia? Sin duda la respuesta es la gran final de 1984, ya que ha sido la única que se ha disputado entre América y Guadalajara, además de ser una de las más emotivas. Para el Americanismo tiene incluso un valor mayor que la primer y mayor goleada que se tiene registrada que propinó el América a las Chivas.

En el partido de Ida de la temporada 83-84 se empató a dos goles en el Estadio Jalisco, el cotejo se realizo bajo una lluvia torrencial. Las Águilas se fueron arriba con tantos de Carlos Hermosillo y Mario Alberto Trejo, las Chivas reaccionaron gracias a Eduardo y Néstor de la Torre y empataron el clásico. Para la vuelta, el césped del majestuoso Estadio Azteca vivió uno de los mejores episodios deportivos, la afición americanista estaba lista para apoyar de principio a fin a nuestras Águilas.

El Estadio Azteca vibró de principio a fin, era el octavo campeonato de Liga para nuestro Club América. En el clásico más emocionante, las Águilas sacaron la casta y con solo 10 hombres durante más de 65 minutos del partido, ganaron 3-1, los azulcremas demostraron que el América es el equipo más importante de México.

9.- Broche dorado a una época memorable

Las Águilas obtuvieron la Liga 1988-1989 venciendo en la final a Cruz Azul. Por consiguiente, se ganó el lugar para disputar el Campeón de Campeones ante Toluca (Campeón de Copa en 1989) y así poder enfrentar este gran encuentro para decidir al campeón.

Tanto la escuadra azulcrema como los Diablos Rojos, anteriormente se habían encontrado en el Torneo de Copa.

América obtendría el título de Campeón de Campeones al doblegar 2-1 al Toluca en un encuentro dramático, definido en prórroga. Carlos Hermosillo abrió el marcador a los 23 minutos, y el cuadro escarlata empataría con Roberto Masciarelli. Carlos Alberto Seixas decretaría el triunfo Azulcrema al minuto 107 en el Coloso de Santa Úrsula el 20 de julio de 1989.

El Club América se llevaba un trofeo más a las vitrinas de Coapa, un trofeo que se trataba de la última edición del Campeón de Campeones bajo ese formato, además cerrando una época memorable para todo el americanismo.

10.- Una imbatilidad fuera de serie

América visitó a Monterrey en el Estadio Tecnológico el 19 de febrero de 2005. Las Águilas, cayeron en su visita ante la escuadra regia, pero este momento amargo significó a la vez, una época de bonanza y de un dominio de escándalo por parte de nuestro equipo, que se extendió por varios meses.

Mario Carrillo era el director técnico del conjunto Azulcrema. El estratega ya había demostrado su calidad como timonel en nuestra institución en una primera etapa durante el Torneo Apertura 2002 cuando, en sustitución de Manuel Lapuente, comandó el equipo al inicio de aquella campaña y los mantuvo invictos, aquella actuación, hizo que Carrillo regresara al banquillo de Coapa, ahora como primer estratega y los resultados que generó no se hicieron esperar. Después de la visita al conjunto de Rayados, se vivió un escenario idílico para nuestra equipo en nuestros 103 años de historia.

Después de 8 meses, América conoció una derrota, pero se dejó un legado invaluable: 28 partidos de Liga sin derrota. 32 partidos oficiales si se suman el Campeón de Campeones (empate y triunfo ante Pumas) y en los Octavos de Final de la Copa Sudamericana (igualada y goleada ante el Atlético Nacional de Colombia). Las Águilas no solo consiguieron el título del Torneo, también, se encumbraron nombres como Cuauhtémoc Blanco, Kléber Boas, Claudio López, Aaron Padilla, nuestro actual guardameta Guillermo Ochoa, y demás jugadores que quedarán en la memoria de todo Azulcrema.

11.- Un adiós de 10

Cuauhtémoc Blanco Bravo, considerado un pilar en nuestra institución a lo largo de nuestros 103 años, y calificado por la más grande afición de México como el último ídolo contemporáneo Azulcrema. En el Club, obtuvo el título del Torneo Clausura 2005. Su imagen con todos los mexicanos, permanecerá como un genio y virtuoso del fútbol.

El 5 de marzo de 2016, en el marco del Torneo de Apertura, Cuauhtémoc Blanco salió del retiro para enfundarse los colores Azulcrema en una tarde llena de expectativa e ilusión. Vistió el número 100 en el dorsal, maximizándose su “10” a la máxima potencia, el número más importante para nuestra institución en 2016. El conjunto de Monarcas Morelia visitó el Coloso de Santa Úrsula en aquella ocasión; América goleó 4-1 a los purépechas. Se jugaban 3 puntos en este partido, aunque eso realmente pasó a segundo término, era un encuentro para olvidarse de todos los números que debían sumarse y nuestra casa lució totalmente vestida de amarillo para despedir al mítico 10 de los últimos tiempos en el Club América.

Cuauhtémoc fue titular, y de igual manera, capitán del encuentro. Fue una tarde que sin lugar a dudas perdurará en la memoria de todos los americanistas, todos en el Estadio Azteca se alinearon en torno a la figura del “Cuauh”… menos el travesaño en la portería sur que impidió que el ícono Azulcrema se cubriera de gloria total con un disparo desde los linderos del área: ¿”Cuauhtemiña”? Anotada y hecha: Facundo Erpen y Armando Zamorano fueron partícipes de la última jugada representativa de nuestro 10.

En el año del Centenario, en nuestra cancha, con la afición americanista,  fue el mejor momento para decir adiós y firmar una historia llena de grandeza.

12.- La final épica del Clausura 2013

Sin lugar a dudas, el 26 de Mayo del 2013 es una fecha que perdurará en la memoria de cualquier americanista y dentro de la historia del fútbol mexicano.

Era una noche lluviosa, el juego pintaba a favor del rival que fue Cruz Azul, ya que nuestra escuadra tenía desventaja por la mínima diferencia en la ida. En los primeros 20 minutos del encuentro, Teófilo Gutierrez de los celestes anotó el segundo en el global, resultado que apagaba ligeramente las esperanzas de poder campeonar para las Águilas, pero como lo marcan los cánones de nuestra institución, el equipo no bajó los brazos, y luchó hasta el último segundo del encuentro.

El minuto 88 llegaba en el marcador, las Águilas fueron con todo para buscar el resultado, y tras un excelente centro de Juan Carlos Medina, nuestro defensa Aquivaldo Mosquera se elevó en el área y remató con un potente cabezazo para poner el primer gol Azulcrema de la noche. Las cosas a pesar de estar totalmente a la ofensiva, parecían perdidas, pero tras un tiro de esquina cortesía de Osvaldo Martínez, Moisés Muñoz con un cabezazo de “palomita” hizo posible el sueño de cualquier arquero: marcar un gol y en tiempo de reposición.

El Coloso de Santa Úrsula explotó de emoción y sentimientos encontrados, el conjunto de todas esas emociones se alinearon de amarillo, y todo el ambiente estaba a favor de nuestro equipo; llegaron los penales para definir al Campeón del Torneo Clausura 2013, tras dos fallas del equipo celeste, Miguel Layún cobró de manera excepcional al lado izquierdo de la portería, y se logró el título 11 para el Club más grande de México.

13.- Consagración como máximo campeón

El domingo 16 de diciembre de 2018 se jugó la Final del Torneo Apertura en la cancha del Estadio Azteca a las 18:30 horas.

Al arranque del complemento de este gran encuentro, Edson Álvarez se lució con un golazo desde fuera del área que puso el 0-1 en el Azteca. Oribe robó la pelota a Marcone de Cruz Azul y así se abrió el marcador. Renato Ibarra tuvo el segundo en un mano a mano que Corona atajó.

Al 90′ apareció nuevamente Edson Álvarez, aprovechó un rechace en el área y la mandó al fondo para marcar un doblete de campeonato.

De esta forma, el Club América se consagró como el máximo campeón en el fútbol mexicano con la 13.

En este espacio recopilamos 13 momentos del Club América, pero sin lugar a dudas durante toda nuestra historia, hemos aprendido que el trabajo y la unión son el único camino a la victoria. Gracias a ti nos respaldan 103 años de gloria. Gracias a ti somos los más grandes. El camino es largo aún, pero estamos seguros que contigo tocaremos el cielo una y muchas veces más.