Recordar Contraseña ¿Olvidaste tu Contraseña?
Ingresa tu correo eletrónico
Regresar
Primer Equipo   |   27 julio, 2018

América se coronó Campeón de Campeones en 2005

Las Águilas derrotaron 2-1 a Pumas en la gran final

En fase regular, en cuartos de final, semifinal, finales, todos estos han sido los marcos en los que América y Pumas se han visto las caras, cada uno de estos partidos jugados a tope, con la intensidad al máximo y en los que se juega algo más que el triunfo, en estos enfrentamientos el orgullo de cada equipo es el que se ha puesto en disputa y por el se pelea sin guardarse nada.

Muchos han sido los duelos épicos entre estas dos escuadras y en estos tiempos de liguilla, en los que una vez más, Águilas y Universitarios se ven las caras, es inevitable no recordar aquella final de vuelta del torneo Campeón de campeones 2005 en  el que en una final de alarido los de Coapa  vinieron de atrás para remontar el marcador y quedarse con el trofeo al derrotar a los de la UNAM dos goles a uno.

El torneo de Campeón de campeones enfrentaba a los dos últimos campeones de los torneos cortos, Pumas del Apertura 2004 y América campeón del Clausura 2005. Este inolvidable recuerdo para cualquier aficionado americanista data del miércoles 27 de julio del 2005, noche en la que se jugó el partido de vuelta de la final en el Coloso de Santa Úrsula y en la que se consumó la consecución de un título más para las Águilas.

Luego de un empate a cero goles en el primer partido de la serie jugado en el Estadio Olímpico Universitario el sábado 23 de julio, quien levantaría el trofeo que lo avalará como campeón de campeones se tendría que definir hasta el segundo duelo. Esa inolvidable noche para el americanismo se dio ante un marco pletórico, el Estadio Azteca, estaba a reventar.

CampeondeCampeones_2005_1El partido no decepcionó y cumpliendo con las expectativas, desde el silbatazo inicial tuvo a los espectadores al filo de la butaca. El encuentro era de ida y vuelta, ambos equipos generaban acciones de peligro, sin embargo los americanistas bajo el mando de Mario Carrillo, eran quienes más fuertes se veían en el terreno de juego, muchos fueron los avisos de las Águilas pero la puerta universitaria continuaba sin ser vencida, la primera mitad finalizó con el empate a cero goles.

Fue en la segunda parte cuando la intensidad del partido explotó y llegó a su punto máximo. Al 52 de tiempo corrido, Guillermo Ochoa luego de un peligroso centro de Ailton Da Silva, terminó por empujar el balón al fondo de su propia meta, poniendo arriba en el marcador a Pumas.

A pesar de la adversidad, América nunca bajo los brazos y contrario a debilitarse, las Águilas se hicieron más fuertes y con mayor empuje, ganas y destreza se fueron a la ofensiva buscando el empate. Tras la anotación felina, cuatro minutos fueron suficientes para desatar la locura en el campo y en las gradas. Al 63, el delantero brasileño, Kléber Boas recibió un pase de Claudio López en los linderos del área y sacó un potente disparo de pierna izquierda, que tras un rebote dejo sin oportunidad al arquero universitario, era el gol del empate.

Cuatro minutos más tarde, nuevamente Pereira Boas, de fuera del área realizó un tiro con gran técnica individual, incrustando el esférico en el fondo de las redes auriazules, tanto que significaba la voltereta americanista y que desató el júbilo y exaltación de los presentes. El encuentro se tornó tenso, con jugadas de peligro a pedir de boca, sin embargo el marcador ya no se movió y América se consagró como el Campeón de Campeones del año 2005.