Recordar Contraseña ¿Olvidaste tu Contraseña?
Ingresa tu correo eletrónico
Regresar
Cerrar Sesión
Blog Aguila
Centenario   |   21 enero, 2016

El túnel del tiempo Americanista

¿Cómo nació el uniforme?

Blog AguilaPor Héctor R. Hernández

Hermanos americanistas, agradezco al equipo de mis amores por la invitación que me hizo para sumarme al Proyecto del Centenario como Historiador Oficial del Club. Una de mis responsabilidades será la de escribir un blog para hablar sobre la majestuosa historia azulcrema.

Hector HernandezA lo largo de mi carrera como analista, investigador e historiador de futbol he tenido la maravillosa suerte de rodearme de gente capaz, inteligente y con muchas vivencias. He tenido la fortuna de poder hablar y entrevistar a leyendas, las cuales me han dejado, un poquito de su legado, al platicarme sus increíbles experiencias personales y contarme cómo eran las cosas hace mucho tiempo.

Alguna vez le pregunté al ‘Maestro’ Carlos Reinoso que para él, ¿qué era lo mejor del América? Su respuesta fue instantánea: su afición. Sabias palabras. Estoy de acuerdo. La afición es quien hace a todos los equipos y por eso es que para los seguidores americanistas, los grandes y los jóvenes, escribiré a partir de ahora estas líneas. Para que los veteranos y maduros rememoren las grandes hazañas de nuestro equipo, y los más jóvenes las conozcan. En este espacio llamado ‘El Túnel del Tiempo Americanista’ recordaremos y aprenderemos desde los Cremas hasta las Águilas.

Entremos en materia, les voy a platicar el origen de nuestro uniforme. Fue en el año 1916 cuando Rafael Garza Gutiérrez y su primo Germán Núñez Cortina, adolescentes de trece años, estudiantes del Colegio Mascarones y quienes jugaban futbol todos los días en los recreos, decidieron crear un equipo con los mejores jóvenes de su escuela. Ambos convocaron en la escuela a una reunión vespertina, en casa de la tía de Germán, la señora Calixta Cortina, conocida como la “tía Calita”. Asistieron aproximadamente trece jovencitos a la primera cita.

El más entusiasta fue el líder del proyecto, Rafael Garza Gutiérrez, quién sorprendió a los demás pues llegó prácticamente uniformado. Entró portando una vieja camisa color crema, ya gastada, de mangas largas y botones al frente. Había tomado del ropero de su padre un viejo pantalón azul marino. Lo cortó a la altura de las rodillas y quedó como un pantaloncillo corto. Garza Gutiérrez pidió a su padre que le dijera a un sastre amigo de su familia, que con los pedazos del pantalón que le sobraron al cortarlo, le confeccionara en la espalda la palabra “récord”. Llevaba además unos calcetines largos del mismo color azul marino. Esta combinación de camisa crema, pantalón y calcetas azul marino, gustó mucho a los demás muchachos, y así pasó a ser el uniforme oficial del equipo, al que llamaron “RÉCORD”, en honor a Garza Gutiérrez, a quién también todos empezaron a nombrar de cariño con ese mismo apodo. Aquí el problema fue que la mayoría de los jovencitos del equipo no tenían los recursos para obtener un uniforme idéntico, por lo costoso del material con que estaba confeccionado.

club_america_1916

Mientras esto pasaba, en otra escuela Marista, de nombre La Perpetua, existía un equipo de reciente formación llamado “Colón”. Sus principales jugadores, Ignacio de la Garza, Luis Fabre y Alonso Sordo Noriega estaban desanimados porque muchas veces no alcanzaban a juntar los once jugadores reglamentarios para un partido de futbol, así que su entrenador y maestro, Eugenio Cenoz, quién sabía de la reciente creación del equipo “Récord”, les propuso hacer una junta con ellos para fusionar ambos conjuntos como un solo equipo.

Era la unión perfecta, porque el conjunto “Récord” tenía de sobra jugadores de gran calidad, mientras que el “Colón” tenía varios metros de casimir fino para la confección de uniformes, así como dos balones para jugar.

Se pusieron de acuerdo y al poco tiempo, el día 12 de Octubre de 1916 en los llanos de la Condesa se congregaron para discutir el nombre del nuevo conjunto, puesto que para el uniforme ya habían decidido adoptar el azulcrema del equipo “Récord” por considerarlo hermoso y diferente a los ya existentes. De hecho, llegaron a dicha reunión ya todos uniformados, siendo testigo de honor el profesor Cenoz.

Para el nombre, hubo muchas propuestas, pero al final, ganó la de Pedro “Cheto” Quintanilla, quién sugirió el nombre de “AMÉRICA” porque ese día se celebraba el descubrimiento del continente. Así mismo, el propio Quintanilla, quien era un extraordinario dibujante, acompañó su propuesta con un bosquejo del continente americano con los colores azulcremas y con las iniciales del nuevo equipo que acababa de nacer: C de club, y A de América.

De esta manera, no solo quedó establecido oficialmente el nacimiento del Club América esa tarde, sino que también los míticos y legendarios colores con los que a través de 100 años, se ha identificado a nuestro equipo.

Que siga rodando el balón… hasta la próxima.

[email protected]

Twitter: @realidadamerica