Recordar Contraseña ¿Olvidaste tu Contraseña?
Ingresa tu correo eletrónico
Regresar
Cerrar Sesión
AcrosticoCFA
Centenario   |   9 febrero, 2016

Acróstico América de leyenda

¡Historia de leyenda!

AcrosticoCFA

La historia del Club América está llena de grandes historias, de grandes hazañas, de grandes futbolistas. Desde el año 1916 a la fecha el equipo ha mostrado su jerarquía y grandeza dentro del campo de juego. A continuación te mostraremos algunos de los grandes futbolistas del cuadro azulcrema que han dado todo por ser los mejores para formar el acróstico AMÉRICA:

Alberto Daniel Brailovsky

braylowsky Alberto Brailovsky, mejor conocido como “El Ruso”, nació en 1958 en Buenos Aires, Argentina.
Jugó para la Selección Argentina en 1981 y 1982 cuando César Luis Menotti dirigía la albilceleste. En su participación con la Selección, jugó a lado de figuras como Maradona, Kempes, Passarela y Fillol. Brailovsky llegó a nuestro Club en 1984, consiguiendo jugar dos años con nuestro primer equipo, lo que le bastó para demostrar su habilidad y talento, logrando aportar tres títulos para nuestro Club.

Finalmente, ya como estratega de nuestras Águilas, consiguió el título de InterLiga.

Miguel Ángel Cornero

McorneroEste defensa argentino marcó una época en el fútbol mexicano, su garra dejó huella. Un zaguero que definió su estilo de juego en una frase: “Puede pasar el hombre o el balón, pero nunca los dos juntos”.

Llegó al América en 1974 para convertirse en un referente, pieza clave de una muralla defensiva  conformada junto con Alfredo Tena y Eduardo Rergis; alzaron los títulos de Campeón de Campeones en la 1974-75 y la liga en la temporada 1975-76. El “Confesor” como lo bautizó Angel Fernández dejó un legado inolvidable en la historia del americanismo.

Ernesto Sota

EsotaErnesto Sota fue pieza fundamental del tetracampeón azulcrema de los años veintes. Campeón de goleo en las temporadas 24-25 y 27-28 con 10 y 16 goles.

Sota fue uno de los primeros ídolos americanistas en la historia del club, gran rematador que inyectó toda su calidad en los primeros campeonatos cremas.

 

 

Reinoso Carlos

CReinosoCarlos Enzo Reinoso Valdenegro “El Maestro”, nació el 7 de Marzo de 1946 en Santiago de Chile llegó al club América en la temporada México 70.

Jugó para nuestro Primer Equipo durante ocho años y fue parte de la época dorada, donde el América fue campeón de Liga en las temporadas 1970, 1971, 1975 y 1976, así como campeón de Copa México en las temporadas 1973-74, Campeón de Campeones en 1975-76 y la Copa Concacaf en 1978.

Es su trayectoria, Carlos Reinoso fue entrenador del América de 1982 a 1985 y después regresó en  1998. En su primer parte como estratega del Primer Equipo logró un campeonato de liga en la temporadas 1983-1984  ganando la famosa “Final del siglo”.

Carlos Reinoso es un orgullo y símbolo americanista y  considerado como uno de los más grandes futbolistas que ha pasado por la liga mexicana.

Izidio Neto “Vavá”

VavaExcelente futbolista brasileño mejor conocido como Vavá, Campeón del Mundo con Brasil en Suecia 58’ y Chile 62’, donde resultó campeón goleador, llegó al equipo en 1964 y lo hizo para dejar huella: dos campeonatos de Copa y uno de Liga fueron sus logros, además de mostrar siempre su inigualable calidad y clase, un verdadero crack.

Falleció el 19 de enero de 2002.

 

 

Cristobal Ortega

CristobalCristobal Ortega debutó en 1974 con el América, logrando sumar un total de 711 partidos en su trayectoria como futbolista profesional.
Jugando para nuestro Club, Ortega mostró versatilidad y talento en el medio campo, lo que lo hacía inclusive llegar al marco rival. Su lucha y cualidades lo hicieron convertirse en símbolo americanista.

Ortega fue convocado en varias ocasiones a la Selección Nacional, jugando dos Copas del Mundo: Argentina 78 y México 86, siendo estos los torneos de mayor relevancia con la Selección Mexicana.

Adolfo Ríos

AriosEl “Arquero de Cristo” llegó en 1999  y desde el mismísimo primer partido,  enseñó su clase, en un dos por tres se volvió indispensable en el cuadro Águila y con el tiempo se convirtió en todo un ídolo de la afición, capitán y garantía de la retaguardia americanista, fue Campeón de Concacaf en el 2001 y del Verano en el 2002 donde fue parte medular del triunfo y sin sus maravillosas actuaciones no se hubiera logrado el título. En tiempo extra, con la modalidad de “gol de oro”, donde el equipo que anotará primero, ganaba el partido y por ende el campeonato, detuvo un balón a un rival que todo el estadio cantó como gol, pero gracias a la intervención de Ríos, no fue así, y nuestro equipo salió campeón. Pasó así a ser un inmortal americanista.

Revisa nuestro primer acróstico América.