Recordar Contraseña ¿Olvidaste tu Contraseña?
Ingresa tu correo eletrónico
Regresar
Historia   |   10 Marzo, 2016

Momentos memorables del Clásico Nacional

América y Chivas jugarán una edición más del clásico de clásicos

AmericaVsChivas_Nota1

Han sido 220 ocasiones en las que Águilas y Chivas se han enfrentado, cada encuentro ha sido intenso, diferente y en cada uno de ellos se ha jugado más que el orgullo. Hoy de cara a la siguiente edición del clásico de clásicos del balompié mexicano, te traemos algunos momentos que serán siempre recordados en estos enfrentamientos entre América y Chivas.

Primera victoria de América

El 20 de febrero de 1944 América y Guadalajara se enfrentaban  apenas por tercera ocasión en la era profesional. Los dos antecedentes previos habían resultado con victoria para los tapatíos pero en la temporada 43-44 nuestro equipo derrotó a los rojiblancos con un escandaloso marcador de 7-2 de esta manera América propinó la primera goleada al que a la postre sería el más odiado rival y de paso obtuvo la primera victoria Águila en la historia de este enfrentamiento.

El penal que valió un campeonato

Durante la catalogada final del Siglo en la temporada 83-84 entre Águilas y Chivas el guardameta argentino Héctor Miguel Zelada se convirtió en el héroe de toda la afición americanista.

Desde los 26 minutos América jugaba con un hombre menos debido a la expulsión de Armando Manzo, el marcador global se encontraba empatado a dos. Poco antes de finalizar la primera mitad “Snoopy” Pérez se enfiló totalmente solo a la meta azulcrema pero Héctor Miguel Zelada tomó una decisión que repercutió para siempre en la historia de nuestro equipó. El cancerbero argentino derribó dentro del área al jugador rojiblanco, evitando la anotación y provocando la pena máxima.

Eduardo Cisneros fue el encargado de cobrar desde los once pasos, pero no contaba con la gran atajada de Zelada que ahogó el grito de gol de todas las gargantas tapatías. En una explosión de júbilo el cancerbero tomó el balón y lo despejó lo más lejos que pudo para celebrar su hazaña.

45 minutos más tarde América se proclamó campeón de liga derrotando a Chivas con marcador de 5-3 en la final más emotiva en la historia del balompié nacional.

Pase de Edú gol de Toninho

América y Guadalajara disputaban las semifinales de la campaña 1990-1991, el primer partido de la serie fue para los nuestros quienes salieron con ventaja de 2-0 del Estadio Jalisco. En el encuentro  de vuelta Zague abrió el marcador en los primeros minutos.

Ya para la segunda parte el marcador era cómodo para el cuadro azulcrema y al 55 Zague mandó un largo pase para Edú quién de primera intención sacó un centro digno únicamente de los más experimentados futbolistas utilizando el recurso conocido en el futbol como “rabona”. El balón se metió al corazón del Área a donde llegó Toninho para impactarlo con la cabeza y mandarle al fondo de las redes tapatías. Esa semifinal fue totalmente dominada por las Águilas derrotando al acérrimo rival con global de 5-0.

Trepidante clásico temporada 94-95

Sin duda alguna el clásico más recordado de la década de los 90 se disputó el 13 de noviembre de 1944. En un repleto Estadio Jalisco Águilas y Chivas dieron una auténtica muestra de orgullo, protagonizando una batalla a muerte dentro del terreno de juego.

América se puso adelante con un disparo cruzado desde afuera del área de Kalusha, pero no pasó mucho tiempo para que Ramón Ramírez igualara los cartones después de un cobro de tiro libre.

Los de Guadalajara lograron la voltereta cuando Ramón Ramírez aprovechó una serie de rebotes para marcar el 2-1 tapatío. Al verse abajo en el marcador nuestro equipo apretó en zona ofensiva y consiguió el empate con un excelso gol de Oman Biyik.

Poco antes del final de la primera mitad Juan Hernández metió la mano accidentalmente dentro del área, acción que el árbitro del encuentro sancionó con la pena máxima. Daniel Guzmán no perdonó desde los once pasos y puso el 3-2 para los rojiblancos.

Ya en la parte complementaria las Águilas empataron una vez más el marcador, en esta ocasión por conducto de Zague quién mandó el balón al fondo de las redes después de un saque de banda.

El marcador se encontraba empatado a tres, la tensión se respiraba en el ambiente ya que cualquiera de los dos equipos podía llevarse el clásico nacional. Aquella tarde un muchacho con poca experiencia en partidos de tal trascendencia fue requerido por el estratega Águila Leo Benhakker, ese joven de nombre Cuauhtémoc Blanco le dio el triunfo al cuadro azulcrema en este trepidante partido cuando mandó a guardar el esférico con un soberbio remate de cabeza.

Copa libertadores

En 1998 el Clásico Nacional Mexicano llegó a ámbitos internacionales cuando América y Chivas se enfrentaron en la máxima justa continental: la Copa Libertadores.

Por primera ocasión en la historia México participó en este certamen en el cual Águilas y Chivas se encontraban en el grupo 2 junto con Gremio y Vasco da Gama de Brasil. En ambos enfrentamientos de la fase de grupos nuestro equipo resultó victorioso, el 4 de marzo con marcador de 0-1 en la cancha del Estadio Jalisco y 2-0 el 24 de marzo en el Coloso de Santa Úrsula.

América y Guadalajara nunca más se han vuelto a enfrentar en la Copa Libertadores.

Goleada a domicilio en Clausura 2014

En el Clausura 2014, las Águilas le propinaron al conjunto rojiblanco una de las máximas goleadas en la historia de los clásicos y en su propia cancha. En la jornada 13 del Clausura 2014, la escuadra americanista en ese entonces dirigida por Antonio Mohammed, visitó la cancha del Omnilife para lastimar el orgullo rojiblanco y quedarse con la victoria en calidad de visitante.

Fue con un doblete de Luis Gabriel Rey, un tanto más de Raúl Jiménez y otro de Luis Ángel Mendoza, como los azulcremas vencieron a Chivas en una de las derrotas más dolorosas para los de Guadalajara. Además con esta victoria, las Águilas llegaron a 300 triunfos en torneos cortos.